Diseño web, 5 errores típicos cuando empiezas

Nadie nace enseñado en la vida. Es cierto que uno a lo largo del tiempo puede ir aprendiendo e ir haciendo mejor las cosas, sobre todo fijarse en detalles como dentro del diseño web.

Cuando abres tu propio negocio, y una de las cosas que buscas para dar más reputación a la empresa dentro de internet se trata de tu propia página web, hay que tener en cuenta ciertos aspectos que aunque a priori puedan parecer obvios, a más de uno no le parece hasta que cae en la cuenta.

Y es que hoy en día hasta el más mínimo detalle cuenta, y más dentro del mundo online, donde existe mucha competencia y tener un diseño atractivo junto a tener cura de las cosas a priori más insignificante le da un valor añadido al consumidor para ir a ti.

Veamos los 5 errores típicos dentro del diseño web:

  1. Uso de plantillas.

Según lo grande que sea tu empresa puede ser un buen recurso, siempre y cuando seas más bien pequeña, pero cuanto más grande es llega un momento en que deja de serlo porque ofreces una imagen poco profesional.

El uso de ellas se recomienda bajo conocimientos en diseño o con la colaboración de un diseñador para un resultado óptimo.

  1. La tipografía que utilizas

Aunque pueda parecer una tontería, este es un gran escollo al que se enfrentan páginas webs y diseñadores. En ocasiones el uso reiterado hace que se vea internet de igual forma tanto por tipo como en tamaño.

El personalizar con una tipografía adecuada tu web buscando un equilibrio entre buscar llamar la atención y que no desentone ayuda a diferenciarte de la resta.

  1. Genera contenido fácil para su lectura

Sabemos que el contenido es a día de hoy una parte fundamental de las webs. Es importante generar un contenido de calidad, ya que este nos ayudará aparte en cuanto al SEO.

Aparte de eso, trate de lo que se trate la web, lo importante es llegar con un contenido bueno pero sobre todo concreto. No te alargues mucho ni llenes por llenar, ya que de lo contrario crearás desinterés.

Ten en cuenta aparte de todo ello que lo que escribas sea coherente, y sobretodo vigila las faltas de ortografía. Repasa el contenido generado para tu web antes de colgarlo.

  1. Sobrecargar tu web con demasiadas CTA

Uno de los recursos para páginas webs son los botones de CTA (Call-To-Action), ya que estos ayudan a ser más directos y rápidos con ciertos procesos en las páginas webs.

No abuses de ellos y pon los que sean imprescindibles. En caso de poner de más o disponer de algunos que realmente no sean necesarios ayuda al visitante de tu página a navegar sin que se preste a la confusión por ella.

  1. Sé consistente, no varíes

El cambiar de formato tu manera de mostrarte habiendo transcurrido poco tiempo, puede crear desconcierto para todos aquellos que te visiten.

Cuando encuentres tu estilo, mantenlo. De esta manera te reconocerán al momento, con lo que la imagen corporativa en tu propia web ganará en cuanto a seriedad y reconocimiento.

¿Qué te han parecido? ¿En alguna ocasión caíste en alguno de ellos llegando a superarlo? ¡Comenta y explícanos tu vivencia! Nos encantará compartir contigo estas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + diecisiete =