geolocalizacion

Geolocalización, cómo no espantar a clientes

Una de las herramientas que muchas marcas utilizan para llegar a sus consumidores es la geolocalización, con la finalidad de poder llegar a estos con mayor rapidez y eficiencia allá donde estén.

Este tipo de medidas han sido a día de hoy posibles gracias al Smartphone, siendo este la herramienta más habitual utilizada por millones de usuarios en su día a día para poder buscar y mirar todo aquello que quieren al momento.

Un factor que sin duda es muy interesante para las empresas, dado que con los consumidores tiene una ventana abierta a poder escucharles.

Aunque como todo, no vale llegar de cualquier manera y saber hacerlo bien es uno de los condicionantes que marcan el camino a seguir con ello, para que no acaben dejando de prestar atención si sienten demasiada pesadez en los mensajes.

De métodos se han utilizado varios. Desde aplicaciones con una finalidad de ser la más utilizada por los consumidores a formatos publicitarios de otros soportes en los móviles, y una de las técnicas para ser más cercanos es el ya comentado marketing de localización.

La ventaja de este método es el poder saber dónde se encuentran los consumidores en ese momento para poder ofrecerle información relevante sobre la marca y sus productos y/o servicios.

Esto a priori puede parecer fácil, pero como un arma de doble filo hay que saber muy bien cómo llegar o sino se mete la pata, y Forbes lo sabe, con lo que ha realizado un análisis matizando tres puntos a tener en cuenta sobre ello.

  1. Quita el factor intrusivo

Toda persona que tiene un Smartphone y yendo por  la calle vea que le asalta en este un anuncio de algo cercano, le puede crear cierta incomodidad al poder observar que saben en todo momento dónde están.

Tal y como nos comentan, las marcas no solamente han de ser respetuosas con la privacidad sino que han de esforzarse en hacer realmente bien su forma de comunicarse con su consumidor.

La mejor forma para poder lograr eliminar tal factor es darle el control de su uso al consumidor. Darle el control de su localización para que puedan decir hasta dónde quieren que lleguen a ellos es muy importante.

  1. Se trata de hacer la vida más fácil

Una de las preguntas que pueden hacerse los consumidores a la hora de adoptar o no un servicio con geolocalización es “saber por qué ha de aceptarlo”. Es decir, las ventajas que realmente puede obtener.

Ofrecerles una propuesta de valor, una mejora para ellos respondiéndoles con cómo, cuándo y por qué de tal servicio, les tranquilizará.

La finalidad es de demostrarles que se quiere ayudarles, y que no se sientan atosigados con ello.

  1. Centrarse en las tecnologías en tendencia no es muy beneficioso

Saber cuáles son las últimas novedades del sector tecnológico puede ser bueno, pero tampoco hay que obsesionarse con ello.

Arriesgar todo a una sola carta puede ser contraproducente y todo, con lo que no cerrarse otros métodos puede ser realmente más beneficioso.

Tal y como nos comentan en el análisis de Forbes, métodos más extendidos como el WiFi pueden ser una excelente forma de llegar a los consumidores.

 

Tres factores a tener en cuenta si se implementa la geolocalización como herramienta de aproximación.

¿Crees realmente que puede ser algo bueno o malo para tu app?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 1 =