La realidad virtual cada vez es más realidad

Y es que hasta no hace mucho, se ha hablado en infinidad de ocasiones de la realidad virtual, o en sus siglas RV (en inglés VR, Virtual Reality) y de los avances que en estos últimos tiempos han acontecido en este sector con aparatos de grandes características como las Oculus Rift o incluso las Morpheus del gigante japonés Sony para su consola sobradamente conocida a nivel mundial Play Station 4. Con todo ello, el optimismo ha ido en auge y más dado el buen rendimiento que están ofreciendo.

Con todo, parece ser que ya hay fecha de entrada en nuestros hogares, en el 2016. Según un estudio realizado por la empresa Trendforce, especializada en investigación de mercado, más exactamente por la división perteneciente a ellos del Instituto de Investigación de Topología, prevén que este mercado no parará de crecer.

Aunque durante este año puede haber ventas, proyectan una estimación de unos 14 millones de unidades vendidas para el año 2016, con lo que la entrada de la Realidad Virtual en los hogares se asentaría. De hecho, prevén que para los siguientes años iría en auge los números con una estimación de hasta 18 millones en el 2017, y 22 millones de unidades en el 2018 de que pueda haber en los hogares de todo el mundo. La estimación final sería de unas 38 millones de unidades para el 2020.

En sí, la mecánica de estas es muy simple, se trata de reproducir mundos tridimensionales para que el usuario se sumerja en primerísima persona dentro de la opción que ha escogido. De hecho, aparte del cine, uno de los mercados donde más proyección de uso hay y se espera que sea la punta de lanza para su introducción y asentamiento, es el mercado de los videojuegos, sobre todo por la facilidad que ofrecen la programación de ellos para poder adaptarlos a tales sistemas y ver de primera mano el grado de aceptación que se espera, que es grande.

De hecho, otro gigante tecnológico se sumará a la batalla, que no es otro que HTC. Es más, su jefe de marketing Jeff Gattis vaticinó el mes pasado que 2016 sería un año clave para la industria de la realidad virtual. Su marca prepara el desembarco en el mercado con sus gafas Vine para como muy pronto finales de este 2015 o durante 2016 para competir con las ya famosas Oculus Rift o Morpheus.

La contra, el alto coste de adquisición que podría tener para el consumidor, esperando que pueda ser superior al precio de consolas de última tecnología como XBox One o Play Station 4. Hay incluso informes que hablan de que este podría ser de alrededor de hasta 1500$.

Al fin y al cabo el futuro de ellas no será solamente el gaming, sino que se espera que detrás de él, en caso de consolidarse el mercado, puedan aparecer más servicios como las películas. Y es que la finalidad no es otra que entretener al usuario. Parece entonces que el hardware será la clave de todo para el éxito y expandir las múltiples opciones que pueda surgir a través de ellas, animando a las empresas para que se adhieran e inviertan consiguiendo aumentar el número de servicios a ofrecer como por qué no aplicaciones.

Sin duda, ya estamos ansiosos de poder disfrutar de unas y de todo aquello que nos ofrecen. ¿Y tú?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − veinte =