Reputación online

Reputación online, qué hacer delante de una crisis

Cuando te introduces dentro del mundo de internet una cosa que adquieres sin querer y poco a poco es la reputación online.

Esta se consigue con paciencia y tiempo, dado que no es una cosa que se consiga de la noche a la mañana.

Como en todo en la vida, hay que invertir para una buena reputación online mucho tiempo, esfuerzo, dedicación y buenas palabras junto a la educación y respeto hacia los usuarios.

Aunque cierto es que no siempre se consigue los resultados que uno espera y en ocasiones aparecen ciertas situaciones un poco tensas.

Es por ello que un buen Community Manager ha de saber enfrentarse a ellas para que estas no acaben en un problema y gordo.

Hablamos de nada más y nada menos que las temibles crisis de reputación.

Sí, odiosas como ellas solas. A nadie les gusta, dado que son situaciones tensas y que incluso a veces por falta de experiencia no acaba de ver uno cómo afrontarlo.

Es por ello que os vamos a dejar unos consejos para poder enfrentaros a ellas saliendo con éxito.

¡Vamos a ello!

Controla las redes sociales

Saber en cuáles estás y en las que se generan este tipo de comentarios es básico. Cada una tiene una mecánica diferente y no tiene por qué haber el mismo tipo de usuarios en cada una de ellas.

Monitorizar las acciones, comentarios y si son continuos nos ayudará a poder observar si va a más o no el problema que se puede estar gestionando.

Profundizar en el problema es la clave para saber su magnitud.

Saber si te enfrentas a un hecho puntual o algo reiterado te ayudan a detectar incluso cómo actuar delante de ello en caso necesario.

Averigua el usuario

Obviamente todo esto acaba pasando a partir de un usuario que ha vertido una crítica o un mal comentario.

Trata de averiguar quién es, el problema que tiene y cómo puedes ayudarle.

Una vez localizado, actúa

De usuarios y problemas que puedan surgir hay de diferentes tipos. Es por ello que a veces puedes enfrentarte a situaciones inimaginables.

Es por ello que en casos de cualquier tipo hay que afrontarlo de una manera optimista y sobre todo encontrar aquella solución que realmente sea la adecuada ante el problema que pueda existir.

Ahora bien, el mayor consejo para esto pasa por no borrar nada.

Muchos pueden pensar que puede afectar en algo pero la realidad pasa en que cuando pasa eso es al borrarlo.

Es sencillo, los usuarios observan todo y cuando aparece un comentario negativo también.

Es por esa misma razón que si dejas la atención y la ayuda vertida sobre ese usuario y los comentarios que se han generado podrán ver que estás ahí para solucionar y ayudar en aquello que les ha hecho no estar a gusto.

En ocasiones hay que mojarse

Cierto es que en ocasiones hay que compensar al usuario. De hecho a la larga es beneficioso dado que conseguirás volver a reengancharle y sobre todo recuperar la reputación que podrías haber perdido.

Recuerda aquello de “un cliente contento es un cliente feliz”.

 

Sin más, esperamos que os sea de gran ayuda todo este tipo de acciones. Aunque si ya te has enfrentado a alguna, ¡cuéntanos qué tal tu experiencia!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =