SEO y sus 6 conceptos básicos de analítica

SEO y los 6 conceptos básicos para un buen funcionamiento

En alguna ocasión cuando se ha hablado de SEO siempre se ha tenido en cuenta varias cosas en las que hay que prestar una cuidadosa atención, y sobretodo tener especial maña en ello como por ejemplo las palabras clave, las fotografías que utilizas, la calidad del contenido junto a lo que ocupa y otras características a nivel de escritura y visualización.

Pero no solamente de ello vive el SEO. De hecho como en todo en la vida suele haber más de uno y de dos condicionantes para que este funcione a las mil maravillas.

Y como en muchas otras ocasiones, los números es algo que hay que tener en cuenta. Ahora bien, no te asustes. No es tan complejo como a simple vista puede parecer.

Hoy vamos a hablaros sobre la analítica web. Aunque a priori pueda dar miedo la palabra analítica, no es tanto como pueda parecer.

Hay que perderle miedo. Lo mejor que puedes hacer es tenerla como amigo, ya que gracias a ella vas a conseguir grandes cosas y pasarás del odio al amor en un chasquido.

Es más, cuando descubras que no es para tanto, seguidamente verás que se trata de aquello que hay detrás del telón de la función que te ayuda en todos los aspectos. Desde principalmente al posicionamiento, a las visitas y cómo no, a las ventas.

Ahora bien, la terminología siempre es importante saberla.

Os vamos a mostrar qué 6 términos son importantes conocer al dedillo para que no hayan confusiones cuando se trabaja. ¡Vamos a ello!

Page Rank: es el rango de valor de tu web dentro de internet. Google le da una relevancia determinada mediante los enlaces externos para su valoración.

KPI: sus singlas en inglés significan Key Performance Indicator. Son aquellos valores que nos ayudan a definir y medir todas las progresiones que se hacen para conseguir nuestros objetivos.

Visitantes/usuarios: aunque a simple vista se hable y se traten de la misma manera, no lo son. La diferencia entre ellos se encuentra básicamente en el tiempo que dedican a navegar en una web. Para Google, aquel que se pasa al menos 30 minutos es el usuario.

Bounce rate: o tasa de rebote. Es decir, mira el tiempo en el que se está en una web. Si se está pocos segundos en ella, esta origina el rebote mencionado.

Conversiones: según tus objetivos de cuando entran a tu web este puede variar. Se tratan de todos aquellos usuarios que durante su navegación han dejado implicación de algún tipo como llegar a comprar, dejarte su email u otro tipo de interacción con tu página.

Fuente de tráfico: Vamos, que buscas por cuál “autopista” ha venido, su fuente de introducción a tu web. Esta puede generarse mediante fuentes de referencia dentro de la red de redes, mediante algún buscador o cualquier otro tipo de referencia.

La analítica, puede llegar a ser un gran aliado con el que poder llegar a ver y descubrir cosas sobre tus usuarios, como el perfil que tienen, la procedencia o incluso las palabras clave que tu propia web.

Sin duda alguna, tu mejor aliado para la evolución de tu página web para estar al día y llegar sin problemas a quien más importa, el consumidor.

Si tienes alguna anécdota sobre analítica y quieres compartirla con nosotros, ¡adelante! Estaremos encantados de conversar contigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − Nueve =