SmartWatch, el futuro centro de tu universo digital

¿Llegará el día en que dejemos nuestro smartphone en casa y lo tengamos todo en nuestro SmartWatch? A pesar de la diminuta pantalla del reloj, podría suceder. La tecnología se está moviendo claramente hacia ese fin. El SmartWatch líder, el reloj de Apple, pronto será capaz de conectarse a la web utilizando su propia conexión Wi-fi y va a ejecutar aplicaciones nativas en su propio procesador.

El reloj será mucho menos como un complemento del smartphone y mucho más como un dispositivo independiente.

“Los ordenadores de muñeca reemplazarán smartphones como el epicentro de nuestro universo conectado”, dice Gabe Grifoni, CEO de la compañía de wearables Rufus Labs.

Algunas personas inteligentes creen esto y Apple lo hace con claridad. No hay mejor prueba de ello que el anuncio que Apple hizo esta semana a los desarrolladores y que ayer os hablamos en el blog: pronto se podrán crear aplicaciones nativas para su smartwatch.

“El apoyo a aplicaciones nativas es un cambio de juego y va a hacer que el reloj de Apple sea aún más atractivo para los desarrolladores, ampliando así su mercado”, dice AppAnnie vicepresidenta senior de investigación y análisis de Danielle Levitas. “El soporte nativo convierte el reloj en un dispositivo independiente y proporcionará una mejor experiencia para el consumidor final a largo plazo.”

Hay un par de maneras de pensar acerca de esto

El movimiento hacia lo más pequeño

smartwatch

El paso de lo más grande para los dispositivos informáticos hacía lo más pequeño ha estado ocurriendo durante mucho tiempo. No hace mucho tiempo, el ordenador portátil era nuestra principal herramienta y en cierta medida, nuestro principal dispositivo de trabajo digital. Hasta que llegó el iPhone y el smartphone pronto asumió el puesto de ser nuestro equipo de comunicación y trabajo.

Ahora tenemos la gran fortuna de ver lo que podría convertirse en el próximo heredero al trono, el próximo dispositivo de computación central, el centro de nuestro universo tecnológico.

“Estamos en los primeros días de los SmartWatch y las capacidades de los dispositivos se encuentra limitados pero continuaremos evolucionando, al igual que se hizo con el smartphone”, dice el analista Ross Rubin.

Retos de entrada

“Es un ambiente restringido hoy”, dice Rubin, “y la entrada es un reto.”

De hecho, diciéndole al reloj lo que quieres que haga es un poco incierto en este momento. Puede ser difícil para seleccionar aplicaciones en la pantalla pequeña. El reconocimiento de voz no siempre funciona tan bien como se espera. Solo dispones de dos botones en el dispositivo para ayudarte (aunque la rueda lateral es ingeniosamente versátiles para permitir múltiples tipos de entradas al reloj).

Esperan que Apple gaste mucha energía en el desarrollo de formas más precisas de la interacción del usuario con manos libres el reloj. Es muy probable que Apple en este sentido explote Siri al máximo como una manera para que los usuarios se comuniquen con el reloj sin correr en contra de las limitaciones obvias de la pequeña pantalla.

smartwatch

Ya vimos de Apple que se mueve claramente en esa dirección durante la última keynote. Apple ha demostrado del watchOS 2 en la WWDC un comando Siri para iniciar una sesión de entrenamiento o la realización de un chat de texto usando el reconocimiento de voz.

“Están haciendo progresos en ese frente”, dice Rubin del problema de entrada.

En algún momento habrá una cámara en la parte frontal del reloj, lo que permitirá un nuevo tipo de conjunto de entrada. También va a permitir lo que podría convertirse en la primera aplicación verdaderamente asesina del Reloj: chat de video en la muñeca. Fabricantes de aplicaciones de video-mensajería como Glide están contando los días hasta que eso ocurra.

El smartwatch como billetera, llave y mando a distancia

Mientras que los modos de entrada mejoran, otras funciones del reloj comenzarán a emerger. El chip NFC en el reloj ya permite los pagos móviles desde la muñeca, totalmente independientes del teléfono. Los pagos móviles en el reloj probablemente serán más atractivos para los consumidores que el Apple Pay en el smartphone.

Apple aún tiene que desbloquear el acceso al chip NFC en el reloj, por lo que los desarrolladores de terceros no puede acceder a ella. Pero ese chip fácilmente podría ser utilizado como un identificador personal seguro que podría autenticar al usuario a una cerradura de una puerta conectada, por ejemplo. Podría ser su llave del coche. Podría ser su contraseña para su material digital en la nube.

Ya estamos viendo aplicaciones que convierten el reloj en un controlador de elementos en el hogar conectado. Alarm.com tiene uno. Apple tiene su propia plataforma de hogar conectado que le permitirá controlar todo tipo de electrodomésticos y dispositivos en el hogar.

Cerca de ti

smartwatch

El reloj puede cimentar su lugar en el centro de tu universo tecnologico simplemente porqué estaría más cerca de ti físicamente que tu teléfono. Se sabrá tu ubicación, va a reunir todo tipo de datos biométricos de tu cuerpo cuando estés descansando, trabajando o haciendo ejercicio. Sus sensores podrían ganar una comprensión de tu estado emocional en tiempo real.

Y el reloj podría compartir alguna de esta información con otras aplicaciones y dispositivos, dependiendo de sus permisos. Tal vez lo más importante, Siri, que es cada vez mucho más inteligente y proactiva, puede ser capaz de utilizar los datos para darte la información que necesitas antes de incluso tú mismo saber que lo necesitas.

Paradigma de cambio

Hay, naturalmente, tareas que requerirán un dispositivo más potente con una pantalla más grande. No estaremos preparando muchas hojas de cálculo o viendo vídeo de larga duración en el reloj.

Cuando el SmartWatch emerja como el dispositivo de tecnología que utilizamos la mayoría, el smartphone puede convertirse en un dispositivo secundario. El teléfono inteligente como la conocemos podría desaparecer. Podríamos decidir que el mejor dúo de dispositivos para llevar a todas partes con nosotros es un SmartWatch emparejado con una pequeña tablet, como el iPad Mini, por ejemplo.

Sólo el tiempo dirá cómo todo esto se desarrollará. Pero una cosa parece cierta: Las compañías tecnológicas gastarán mucho dinero tratando de adaptar sus ofertas de productos para un mundo donde existirán smartwatches. Y a juzgar por lo que hemos visto de Apple durante este lunes, este nuevo paradigma parece estar viniendo hacia nosotros más rápido de lo que nadie se esperaba.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + trece =