Smartwatch y el reto de crear aplicaciones

El lanzamiento del smartwatch de Apple representa que vamos a tener más dispositivos a tener en cuenta a la hora de diseña aplicaciones. No sólo representa una gran oportunidad para las experiencias más personales, representa un reto para todos los diseñadores de mantener la misma app para moviles, tabletas y wearables.

Y hay otros indicadores que hacen que las pantallas digitales se convertirán en la forma en que interactuaremos con casi todo en el futuro. Mira las últimas máquinas expendedoras de Coca-Cola estas funcionan a través de una pantalla táctil. O considera el Tesla Model S, un coche de gama alta que reemplaza la mayoría de los controles del tablero de instrumentos tradicionales por una pantalla táctil de 17 pulgadas, dando a entender que este tipo de experiencia se convertirá en la norma para la próxima generación de vehículos convencionales.

Desde la Web a las Aplicaciones

Por supuesto, el diseño para múltiples pantallas no es nada nuevo; en los últimos años hemos visto el surgimiento de diseño de respuesta o responsive design como la principal forma de entregar contenido basado en la web a través de dispositivos. Este se enfoca en ajustar la disposición y el flujo de contenidos a partir de tamaños de la pantalla, y utiliza los activos de mapa de bits escalados para su visualización en diferentes resoluciones, por lo que es práctico para visualizar contenido bien diseñado a través de una amplia gama de factores de forma.

Al considerar la importancia cada vez mayor de aplicaciones instaladas en los dispositivos, sin embargo, los retos de diseño van más allá de simplemente ajustando el diseño de contenidos para diferentes tamaños de pantalla. La oportunidad aquí es crear experiencias contextuales, diseñado como parte de un sistema global que permite a los clientes interactuar con la aplicación en el dispositivo que más se adapte a sus necesidades en un momento o lugar en particular.

El futuro del diseño de App

El diseño de los dispositivos ya no es sólo sobre el contenido apropiado en diferentes tamaños de pantalla. Se trata de crear un sistema coherente que abarque diferentes dispositivos y contextos de uso. Y se trata de la coreografía del viaje de un usuario a través de ese sistema, respondiendo a sus gestos y comportamientos con animaciones y transiciones adecuadas que los guían a través del flujo de la aplicación. Al tomar ventaja de las últimas capacidades de las herramientas de diseño moderno, se puede reducir la complejidad de diseñar para el paisaje ampliación de dispositivos, y aprovechar las oportunidades que ofrece esta creciente gama de pantallas.

La mejor forma de crear una aplicación que se adapte perfectamente a diferentes aparatos es a través de una empresa con experiencia en este sector y por tanto, lo mejor es Interneate.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =