Usabilidad, qué hay que tener en cuenta durante el proceso de diseño web

¿Qué es la Usabilidad? Se trata de la medida de calidad de experiencia del usuario cuando este interactúa con un producto o un sistema. Es decir, la propia experiencia del usuario mientras navega por las páginas webs o aplicaciones.

Factor muy importante durante la creación del diseño de páginas web, o incluso para su posicionamiento. En la creación de una página web o una aplicación hay factores a tener en cuenta durante su desarrollo y creación, y estos, los define muy bien para una buena fluidez de navegación Jakob Nielsen. Define en 10 principios heurísticos qué debería de tener una web o aplicación para su máxima eficiencia de interactuación con el usuario.

Desde Interneate os mostramos de cuales se tratan:

  1. Visibilidad del estado del sistema: el usuario debe de estar informado de lo que pasa en todo momento en la web o aplicación, dentro de un periodo de tiempo razonable.
  2. Adecuación entre el sistema y el mundo real: la información que ofrece la web o aplicación debe de aparecer de una manera lógica y natural, hablando el mismo lenguaje del usuario ya sea mediante palabras o incluso con las imágenes.
  3. Control y libertad del usuario: no solamente debe de informar a un usuario, sino que además tiene que ser navegable, de manera que el usuario pueda moverse libremente por la web o aplicación pudiendo rehacer o deshacer las acciones que desee durante el tiempo que permanezca.
  4. Consistencias y estándares: la web o aplicación debe de seguir un estándar consistente en todas sus páginas. El usuario no tiene por qué saber que diferentes palabras, acciones, situaciones e iconos o imágenes en realidad significan lo mismo.
  5. Prevención de errores: un diseño adecuado siempre es bueno para evitar la existencia de errores. Aun así, el mensaje de error es conveniente que muestre una confirmación antes de corregirlo.
  6. Reconocer, mejor que recordar: han de estar visibles todos los objetos, opciones y accione que un usuario pueda utilizar para no tener que estar usando constantemente su memoria durante su proceso de navegación. Gracias a esto debe de ser capaz de poder moverse por la web de manera fluida e incluso volver a aquella parte que desee que ya haya visto.
  7. Flexibilidad y eficiencia de uso: los aceleradores permiten a usuarios más expertos poder moverse más directa y rápidamente por la web. Es conveniente permitir al usuario adaptar el sistema para su uso frecuente.
  8. Estética y diseño minimalista: toda la información irrelevante o innecesaria es mejor que no esté. Estas compiten con la información relevante y disminuye su visibilidad relativa.
  9. Ayudar a los usuarios a reconocer e identificar errores: con un lenguaje que el usuario pueda entender, los mensajes de error han de indicar el problema con precisión y sugerir soluciones o alternativas en cada caso.
  10. Ayuda y documentación: aunque lo ideal es que el usuario no necesite ayuda durante su navegación con el sistema, en ocasiones hace falta su uso. En caso de tener que usarla, es necesario que sea fácil de localizar concisa con las explicaciones y pasos a seguir.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =