Wearables, ¿qué es lo más importante a la hora de comprarlos para el usuario?

Desde hace unos pocos años, nos asaltaron en nuestro día a día algo que poder lucir y a la vez utilizar para ayudarnos con su tecnología durante la puesta a punto y ejecución de nuestras horas, hablamos de los wearables.

Desde entonces no hemos parado de ver novedades respecto a ellos en cuestión de aplicaciones que utilizan, modelos, tipos etcétera. Pero hay algo en común que todos tenemos, ¿qué es aquello en lo que realmente nos fijamos cada vez que contemplamos y nos imaginamos con uno?

Es decir, qué nos llama la atención.

Siempre que ha aparecido algo nuevo en el mercado ha primado la novedad que genera junto con las características que más destaca o usan, pero a la larga suelen buscar las personas algo muy común en todo y que llega a influir más, la practicidad y la utilidad que tiene para el consumidor.

O al menos es lo que a priori ha resaltado el 72% de los encuestados en un informe realizado por The Guardian Media Group y Havas Labs en conjunto, al menos en Gran Bretaña.

Otras de las cuestiones que más destacan dentro de este, son las relativas a lo que concierne a un tema que a día de hoy es de suma importancia y más con la crisis que más o menos se arrastra a nivel mundial desde hace unos años, se trata al factor económico. Un 79% de los encuestados de la isla “british” muestra su interés por las tecnologías que les permitan ahorrar y gestionar mejor su dinero mes a mes.

Por otro lado, aquellas que ayudan a mejorar la seguridad y la gestión del tiempo son bien vista y otro de los factores a destacar para este segmento estudiado.

Ahora bien, como todas las tecnologías que han ido apareciendo en el transcurso de los años, estas tiene un ciclo de acogida por parte del grupo.

Para Geoffrey Moore (The McKenna Group y the Chasm Group), observa dentro de la investigación cinco consumidores de tecnología diferentes.

Estos se diferencian en dos tipos diferentes de acogida tecnológica.

En primera instancia, encontramos aquellos que suelen ser los primeros en obtener las tecnologías donde están los visionarios y los entusiastas en cuanto a este tipo de dispositivos.

Luego ya, deriva en el mercado principal como segunda ola de implantación. En este nos encontramos con pragmáticos, los conservadores y los escépticos.

Un tema a destacar que tocaron con los encuestados fue el de uno de los wearables con más expectativas, los smartwatches.

El 88% de los encuestados los conocen, pero apenas un 33% dice estar por la labor de tener uno.

¿Las causas? De menos a más nos encontramos con un 15% por los métodos de pago que ofrecen, mientras que le continúa con un 19% el hecho de seguir modas o dedicar menos tiempo al teléfono. Con un 26% el hecho de no tocar el móvil en un ambiente público.

Ahora bien, como más significativos tenemos con un 35% el hecho de ser la evolución natural del reloj que de toda la vida se ha llevado, mientras que con un 39% encontramos el hecho de probar un gadget completamente nuevo y diferente a lo que han utilizado hasta ahora.

 

Como apunte final, en cuanto a un tema de candente actualidad como son los datos. Aquellos que ya tienen un wearable tienen casi un 50% de posibilidades más de compartir los datos con empresas privadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =